Brook Preloader

Mitos y Realidades

Sumate a la campaña

#HoyPorVos

Sigamos rompiendo mitos

Mitos y Realidades

El virus del HPV es muy frecuente en los seres humanos y se trasmite con mucha facilidad por el contacto sexual entre las personas cualquiera sea su orientación sexual.

El cáncer de cuello de útero es 100% prevenible. La vacuna, el uso de preservativo, los test de HPV, el PAP y el control médico periódico contribuyen a evitarlo.

Que te detecten HPV no significa que tengas cáncer. En la mayoría de los casos el propio organismo elimina la infección, pero son fundamentales los controles médicos para descartar otras lesiones.

Un PAP anormal no significa que tengas cáncer. Igualmente deberás consultar con tu médico a la brevedad ya que puede tratarse de alteraciones que requieran chequeos.

Aunque tu resultado del PAP sea normal y no tengas molestias siempre debes llevarlo a la consulta médica y repetir el estudio cada 3 años.

No siempre te pueden avisar, por eso es necesario que retires el resultado y lo lleves al médico.

Todas las trabajadoras del país tienen el derecho a un día de licencia remunerada para realizarse los exámenes de Papanicolaou y/o Mamografía

No importa el tiempo que lleves sin tener relaciones sexuales, el virus del HPV previamente contraído continúa produciendo alteraciones que pueden desarrollar cáncer.

No importa que ya hayas transitado la menopausia, para prevenir el cáncer de cuello uterino es necesario continuar con los controles periódicos.

Aunque estés vacunada todas las mujeres deben realizarse los controles a partir de los 21 años.

Aunque el mayor número de casos se presenta en las mujeres que superan los 30 - 40 años, las mujeres de menor edad también pueden contraerlo.

El cáncer de cuello de útero no está vinculado a la herencia familiar. El mayor riesgo lo tienen las mujeres que no se vacunaron, consumen tabaco, no utilizan preservativo y no concurren a los controles médicos.

Agradecemos a

nuestros colaboradores